10 ago. 2012
0 comentarios

Miss Van, instintos animales y delicadeza femenina

Una exposición reúne obras recientes de Miss Van, muñecas perturbadoras, de mirada entre desafiante y erótica


MUNDO.-Ojos almendrados, pestañas largas, boca diminuta y una expresión entre desafiante y erótica. Vanessa Alice Bensimon (Toulouse-Francia, 1973) es  Miss Van, la autora de las perturbadoras representaciones femeninas que se dejan ver en la atmósfera lúgubre, espesa  y poco clara que las envuelve.


La galería estadounidense Copro, en Santa Mónica (California), inaugura el sábado 11 de agosto Wild at Heart (Salvaje de corazón), una gran exposición de la artista, desde hace poco residente en Barcelona, que recopila trabajos en los que otorga a sus figuras femeninas rasgos animales: "Empecé con sencillas máscaras y poco a poco se empezaron a mezclar las dos naturalezas".


Grafitera desde los 18 años, comenzó a crear sus personajes en las paredes de la ciudad francesa de Toulouse con acrílicos, porque era el material con el que estudiaba. Las muñecas eran su firma —"en lugar de escribir mi nombre, elegí representarme a través de ellas"—, pero después se convirtieron en algo más, en un símbolo de provocación que buscaba las reacciones en los lugares más inesperados de la vía pública.

La actitud irracional

Más tarde vinieron los formatos propios del arte permanente. La evolución del arte callejero hacia el lienzo y los paneles de madera se nota también en el estilo. Las chicas de Miss Van han ganado en sensibilidad, sutileza y delicadeza en la línea, las formas y los tonos.

En sus pinturas y dibujos, celebra con máscaras de animales silvestres, aves y felinos la cara oculta, la fuerza y la actitud irracional, "la química entre la delicadeza femenina y el instinto salvaje, natural y crudo; una dualidad que todos llevamos dentro". 

Entre los trabajos de la muestra —en cartel hasta el día uno de septiembre— la artista destaca una serie de obras en las que prescinde de la muñeca para dar protagonismo al detalle: aislando el pelo, la boca o los ojos, que flotan en un fondo vacío, se permite el lujo de mostrar el poder de seducción de un solo elemento desprendido del cuerpo.

Puede que también te interese

0 comentarios :

Publicar un comentario

 
Toggle Footer
Top