27 ago. 2012
0 comentarios

El espacio, objeto de deseo de la humanidad

MUNDO

A más de 40 años de que Neil Armstrong caminara sobre la Luna, EEUURusia yChina apuestan a misiones interplanetarias. El sector privado invierte en turismo espacial

Armstrong, fallecido el sábado a los 82 años, lo tenía claro: "El hogar del hombre no puede estar indefinidamente confinado en la Tierra". "Creo que los viajes interplanetarios llegarán, no sé cuando. Es deseable porque acabará siendo necesario", explicó hace unos años ante un grupo de estudiantes en París. 

Hace unas semanas, el robot Curiosity llegaba a Marte mientras que los transbordadores espaciales Endeavor, Enterprise, Discovery y Atlantis eran trasladados a un museo. 


"Es el desafío de hoy", declaró Jeff Foust, redactor jefe de la revista Espace, "es cómo seguir enviando hombres al espacio, a Marte, volver a enviarlos a la Luna, al tiempo que encontrar la forma de tener el presupuesto. No creo que hayamos encontrado la fórmula", añadió. "El mundo evoluciona. La mejor manera de homenajear a Armstrong no es rehaciendo lo que él hizo, sino inspirarse en él para encontrar nuevas conquistas", precisó. 

Las "cosas cambian", manifestó por su parte Keith Cowing, redactor jefe del sitio especializado Nasa Watch, "las razones por las cuales íbamos al espacio hace 40 años y hoy son distintas". 

El fervor suscitado a raíz de la hazaña de Armstrong el 20 de julio de 1969, observada por más de 500 millones de telespectadores, probablemente no tiene equivalentes, pero para Roger Launius, "la expedición a Marte provocó un interés enorme".

"Se hacen muchas cosas", reiteró este especialista en conservación del Museo del Espacio de Washington, "tal vez no hay hombres enviados al espacio, pero ahoraenviamos robots y satélites, queremos saber más sobre el cosmos, sobre la Tierra, sobre el cambio climático".

"El programa y la industria espacial estadounidense están bajo presión actualmente" por motivos presupuestarios, contó Scott Pace, director del Centro Político Espacial de la Universidad de Washington. "Es por eso que es importante tener objetivos claros y realistas".

"La era Apollo se desarrolló en el contexto de la Guerra Fría que ya no existe", siguió. "Ir al espacio requiere ahora una combinación de cooperación internacional, asociación comercial y apoyo del gobierno". De hecho, los Estados Unidos no son el único país interesado en el espacio.

Rusia es ahora el único país capaz de asegurar el traslado y relevo de tripulaciones hacia la Estación Espacial Internacional (ISS). China intenta formar parte de este exclusivo club de grandes potencias espaciales y lanzará en 2013 su tercera sonda lunar.  La cápsula no habitada Dragon de la sociedad SpaceX, primera nave comercial en llevar equipaje a la ISS, abrió en mayo una nueva era de transporte espacial, introduciendo al sector privado. 

Además, hay que añadir el turismo espacial, liderado por el británico Richard Branson. Éste anunció para 2016 los primeros vuelos comerciales en su naveSpaceShipTwo y el anticipo de 529 reservas "turistas", entre ellas la del actorAshton Kutcher. El precio del billete es de 200.000 dólares.

Branson está convencido de lograr, Armstrong lo deseaba. "Hablamos del futuro del viaje al espacio y él quería que continuaran las inversiones al espacio. Apoyaba la idea que el dinero privado fuera utilizado en viajes al espacio y creo que pensó que esto podía disminuir el costo", afirmó el empresario este domingo.



Puede que también te interese



0 comentarios :

Publicar un comentario

 
Toggle Footer
Top