13 ago. 2012
0 comentarios

Llegar a la Casa Blanca puede costar este año 2.500 millones de dólares

EE.UU.

De momento, según varios medios internacionales, se ha conocido que el candidato republicano Mitt Romney recaudó 101,3 millones de dólares en el mes de julio, 25 millones más que Obama. En el conjunto de 2012, Obama ha amasado hasta ahora 627 millones, frente a los 495 millones que ha ingresado Romney

La campaña presidencial de Estados Unidos está camino de batir todos los records. Aun quedan 90 días para el esperado 6 de noviembre, pero los candidatos no se han dejado los deberes para el final. Mes a mes han ido haciendo campaña en los estados clave sumando adeptos y dinero. Sobre todo mucho dinero. Cuantos más billetes verdes consigan recaudar tanto los candidatos como sus equipos de campaña más anuncios y desplazamientos podrán hacer. Esto es muy importante porque las dimisiones geográficas del país hacen que los anuncios se conviertan en una pieza clave para poder llegar al conjunto de la nación.

En 2008 Barack Obama puso el listón muy alto. Cambio el modelo de recaudación de los candidatos, en lugar de pedir mucho dinero a grandes fortunas pidió donaciones más pequeñas a muchos. Esta revolución provocó que se convirtiera en el candidato que más dinero había recaudado en la historia de Estados Unidos. La Junta Electoral reveló tras las elecciones que el demócrata había ingresado 750 millones, frente a los 238 del entonces su oponente, John McCain. Obama se convirtió en ese momento en el candidato con más donantes de la historia, más de tres millones, y el único que había alcanzado recaudar 153 millones en tan solo un mes. Unas cifras de infarto que este año podrían quedar relegadas a un segundo lugar.  Según la revista Time acceder a la Casa Blanca en 2012 costará 2.500 millones de dólares, 1.350 recaudados por los republicanos y 1.160 recaudados por los demócratas
De momento, según varios medios internacionales, se ha conocido que el candidato republicano Mitt Romney recaudó 101,3 millones de dólares en el mes de julio, 25 millones más que Obama. Con julio, Romney encadena tres meses consecutivos en los que se impone al demócrata. Poco después de que se alzara como candidato republicano, Romney se marcó el objetivo de recaudar unos 800 millones de dólares y de momento parece que va encaminado a ello.
El sistema de recaudación de Estados Unidos esta compuesto de dos partes: El dinero que puede recaudar el candidato por su cuenta y el que recauda el partido. En este caso, Mitt Romney podría usar su dinero para pedir el voto para él, mientras que el dinero del partido se emplea para solicitar el apoyo al partido. Ambas partes no pueden colaborar en conjunto ya que lo prohíben las leyes nacionales. Conforme a las ultimas leyes, el limite de donación al candidato es de 2.5000 dólares mientras que las donaciones a los super PAC (equipos de campaña) son ilimitadas.
Los últimos impulsos económicos de Romney han provocado cierto nerviosismo en las filas demócratas. Obama tuvo que mandar un mensaje a sus colaboradores señalando que podrían recaudar menos dinero que ellos y seguir ganando, “pero será imposible que gasten 10 veces más que nosotros y aun ganemos”, añadió. A pesar de los últimos ingresos republicanos, Obama lleva más tiempo recolectando donaciones. El presidente de Estados Unidos se postuló como candidato en abril de 2011 y desde entonces no ha perdido el tiempo, ha ido sumando dólares poco a poco. En total, Obama ha amasado hasta ahora 627 millones, frente a los 495 millones que ha ingresado Romney.

¿Pero en qué se gastan el dinero los candidatos?

La revista The Atlantic publica las cifras de gasto de campaña de Obama en 2008.  El candidato demócrata recaudó entonces unos 740 millones de dólares. Dos tercios se los gastó en anuncios televisivos. El resto lo repartió entre organización de eventos (34 millones de dólares), viajes (61 millones), encuestas (28 millones), captación de donaciones (30 millones) y nóminas del equipo de campaña (65 millones).
La caravana en la que viajaba Obama costaba unos 1.000 dólares al día y el alquiler de un avión privado durante dos meses, unos tres millones de dólares. La manutención de los voluntarios rondaba los 400.000 dólares. La factura de un cocktail para recaudar fondos en un recinto exclusivo no bajaba de los 20.000 dólares. Sí, ser presidente de Estados unidos sale caro.

Puede que también te interese 

0 comentarios :

Publicar un comentario

 
Toggle Footer
Top