30 mar. 2013
0 comentarios

Los minijobs y su implantación en España


Los famosos minijobs y como podría hacer efecto su implantación en España. ¿Sería una solución? ¿Sería un paso atrás?

minijobs

ESPAÑA.-Los minijobs, modalidad implantada en Alemania desde 2003, son contratos de trabajo con un máximo de 15 horas semanales y remuneración de 450 euros mensuales. El contratado no tiene que pagar impuestos pero puede aportar voluntariamente una parte a la seguridad social.

Cuando Alemania acogió esta medida, la situación del país no era muy boyante, y tanto la economía sumergida como el desempleo eran problemas muy importantes para el país teutón.

La medida adoptada en el Gobierno del canciller Schröder tuvo una serie de ventajas pero también desventajas muy importantes.

Las ventajas fueron que se consiguió hacer descender el paro y que el mercado laboral fuera más flexible y adaptable a las necesidades de las empresas. Por el contrario, trajo consigo unos inconvenientes que ahora, pasado el tiempo, comienza a tener mayor repercusión en la economía alemana. La precariedad laboral es sin lugar a dudas una de las premisas más determinantes.Según la Oficina Federal del Trabajador y la Oficina Federal de Estadística, más de un tercio de los trabajadores tiene un contrato temporal, un minijob o un trabajo parcial, lo cual hace un total de unos 7.4 millones de trabajadores con contratos de este tipo. De ellos, un 58% percibe salarios mal remunerados que apenas les dan para vivir y que en muchos casos les conducen a los organismos públicos para solicitar un complemento procedente de la ayuda social. Además debemos de contar los cientos de pensionistas que tienen un minijob, a veces por necesidad, para compensar.


España está tendiendo llevar a cabo medidas económicas y reformas laborales que apuntan a esta línea. Debemos recordar que el crecimiento de la pobreza en Alemania, una de las potencias económicas mundiales, radica en estas medidas laborales, que si bien intentaron en su momento resolver una problemática coetánea, no valoró las repercusiones a medio y largo plazo.

España, que carece del potencial económico y financiero de Alemania se estaría condenando definitivamente si adoptase finalmente este modelo laboral. Esta no debe ser la solución que adopte el ejecutivo de Mariano Rajoy para paliar el desempleo (España es el país de la OCDE con mayor tasa de desempleo, por delante de Irlanda y Grecia).

Hemos de recordar que en España ya existe un tipo de contrato por horas, mediante el cual el contratado trabaja el tiempo que se acuerda con el empresario, pero la falta de limitación por edades hace que la carencia de experiencia provoque que el desempleo juvenil aumente de manera desbocada y este colectivo no pueda favorecerse de esta modalidad.

Los minijobs crean precariedad laboral, ya que la remuneración no concuerda con el coste de vida en España, que pese a la crisis, tiene unos precios muy altos en comparación con otros países europeos en los que la economía es más benévola. Sin embargo, de nada sirven los minijobs si no existen puestos de trabajo, y el modelo actual del mundo laboral no propicia la creación de empleo.

Por otra parte, es necesario agilizar y facilitar la contratación reduciendo e incluso eliminando determinadas tasas o trámites engorrosos.

Por último, si España desea salir de la crisis, debe apostar por políticas de reactivación de la economía, justo lo contrario por lo que abogan las políticas de austeridad y contención de Europa.


0 comentarios :

Publicar un comentario

 
Toggle Footer
Top