23 jul. 2012
0 comentarios

Fantasías eróticas femeninas

MUJER

Todos las tenemos y no tienen por qué cumplirse nunca, pertenecen al reino de la imaginación. Las hay desde románticas a escandalosamente transgresoras, pero todas nos ayudan a incentivar nuestra libido. Por muy exclusivas que te parezcan las tuyas, casi todas las mujeres comparten las mismas. Normalmente estas fantasías son un recurso erótico de la mente, pero otras pueden revelar ciertas carencias. ¿Con cuál te identificas?

Escenario romántico


Algunas mujeres fantasean con el lugar donde tendrán el encuentro sexual, en el que todo es maravillosamente romántico y perfecto. Estas serían las fantasías del personaje de Charlotte en Sexo en Nueva York: una cama llena de pétalos de rosa, una bañera rodeada de velas y champán, una glamurosa habitación de hotel, una playa paradisíaca y el hombre perfecto. Él siempre te coge en brazos, te besa apasionadamente y su forma de hacer el amor es una auténtica declaración de sus sentimientos. Esta fantasía es la típica escena de película romántica. Sólo te haremos una pregunta: si la tienes, ¿tu pareja es así en la vida real?

Ménage à trois


Aunque es típica de hombres (con dos mujeres, por supuesto), las chicas también tienen esta fantasía. Las mujeres claramente heterosexuales fantasean con la idea de acostarse con dos hombres. Las que tienen cierto componente bisexual pueden imaginarse con otra mujer bajo las sábanas. Por supuesto, las mujeres lesbianas fantasean con otras dos chicas. Pero esto no quiere decir que quieras ni necesites llevar a la realidad tu fantasía.

En público


Algunas mujeres necesitan privacidad absoluta durante sus encuentros sexuales, a otras les excita la idea de que las puedan pillar y lo practican en probadores, baños o parkings; para otras es simplemente uns fantasía erótica. Según los expertos, ser vistos durante el sexo es una fantasía muy común en hombres y mujeres, ya que, además, durante esta ficción podemos despertar el deseo sexual de otros o causar admiración con nuestro cuerpo. Por una parte nos excita lo prohibido y peligroso de la situación, y por otra el deseo de provocar a un tercero.

Con otra chica


Esta es una fantasía muy común entre las mujeres ‘hetero’. Si es la tuya, no tienes que preocuparte: que te excite pensar en el sexo con otra chica no quiere decir que seas lesbiana ni bisexual, ni siquiera que quieras hacerla realidad. La fantasía puede incluir a una o varias mujeres y normalmente tiene que ver con la belleza del cuerpo femenino, la similitud de las prácticas de autoplacer con el acto sexual entre mujeres, o la sensación de ternura o cariño que otra mujer puede proporcionar.

Sexo con un desconocido


Es una de las fantasías femeninas más frecuentes. Es un hombre al que vemos por la calle, en el metro, en un restaurante, en otro coche, en una playa… que se fija en nosotras y nos sigue porque no puede contener su deseo sexual. Finalmente el sexo ocurre de una forma rápida, inevitable y a veces algo salvaje. ¿Problemas con la pareja? ¿Falta de deseo debida a la rutina? ¿Desenamoramiento? A veces sí, pero fantasear con alguien que no sea tu pareja no quiere decir que no le quieras, ni siquiera que desees serle infiel.

Sexo oral


Mientras para algunas mujeres el sexo oral hacia su pareja sigue siendo algo poco agradable, para otras puede constituir toda una fantasía erótica. Por supuesto, esta ficción también suele incluir un escandalosamente placentero sexo oral hacia ellas. Evidentemente, se trata de una fantasía que puede hacerse realidad fácilmente. O tal vez no, ya que algunas mujeres fantasean precisamente con lo que no tienen o su pareja no es capaz de proporcionarles.

Dominación


Curiosamente, ésta es una fantasía que gusta mucho a las mujeres y que puede plantearles cierto problema moral: ¿Es que me gusta ser forzada y que ellos utilicen la fuerza? Nada que ver con el mundo real, ya que se trata de tu fantasía y en realidad eres tú quien tiene el control de la situación, así que no te preocupes, fuera de tu imaginación no tolerarías que nadie te forzase. Es más bien una fantasía con un fuerte contenido erótico en la que te saltas las prohibiciones morales, tal vez con alguien con quien no deberías tener sexo.

¿Te gusta mirar?


En este tipo de fantasías la mujer observa, normalmente sin ser vista, a otra pareja haciendo el amor o a alguien practicando la masturbación, hombre o mujer. En realidad, se trata de la fantasía más primitiva, la que casi todos los niños tienen cuando descubren su sexualidad. Es algo así como ver una peli porno, en la que es otra mujer la que practica el sexo pero nosotras podemos trasladarlo a nuestro propio cuerpo.




Puede que también te interese


0 comentarios :

Publicar un comentario

 
Toggle Footer
Top