26 jul. 2012
0 comentarios

Fue violado hasta la muerte por sus esposas

Un nigeriano que estaba teniendo relaciones con su mujer más joven, fue interrumpido por sus otras cinco cónyuges, quienes lo obligaron a cumplir con sus deberes maritales mientras lo amenazaban con cuchillos y palos. Pero el hombre no resistió y falleció durante la maratón sexual


harem

NIGERIA.- Un rico hombre de negocios -y esposo de seis mujeres- murió tras haber sido forzado a una maratón de sexo con sus esposas en un ataque de celos masivo.

El nigeriano Uroko Onoja estaba teniendo relaciones sexuales con la más joven de sus mujeres cuando las cinco restantes se enteraron, y con cuchillos y palos lo obligaron a tener relaciones sexuales con cada una de ellas.
Onoja tuvo relaciones con cuatro de sus esposas sucesivamente, pero "dejó de respirar" mientras la quinta se dirigía a la cama.
Dos mujeres fueron arrestadas tras el incidente en el estado de Benue la semana pasada, dijo el informe policial que utilizó el término "violado hasta la muerte" para describir el destino del empresario.
Onoja había regresado de un bar en la pequeña comunidad de Ugbugbu, Ogbadibo, en torno a las 3 am del martes pasado, cuando se dirigió al dormitorio de su esposa más joven.
Las otras cinco -que se cree que se pusieron de acuerdo antes- irrumpieron en la habitación armadas con cuchillos y palos para insistir en que a ellas también se les concedieran sus derechos conyugales.
Se presume que el empresario (quien fue descripto como un filántropo que "contribuyó de manera positiva" al crecimiento de su comunidad), se resistió a las demandas, hasta que las esposas lo subyugaron.
La mujer más joven dijo que sus cinco compañeras corrieron hacia el bosque cuando se dieron cuenta de que su marido había muerto.
El jefe de la aldea Okpe Odoh es quien reportó el hecho a la policía.

0 comentarios :

Publicar un comentario

 
Toggle Footer
Top